Un grupo de apicultores patagonicos rescata enjambres de abejas que se instalan en las casas

Institucional 18 de noviembre de 2020 Por La colmena news.com
Un grupo de 10 apicultores de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly hace al menos dos años, alguno de ellos menos tiempo, comenzaron a rescatar enjambres de abejas que estos insectos habían instalado en alguna casa, una labor gratuita y que busca evitar que las maten, quizás por el desconocimiento de la importancia que tienen en la vida humana.
lcn-del abasolo

Comodoro Riavdavia-En un árbol, en una pared de material, pero también en otra de madera. Las abejas no tienen muchas preferencias al momento de crear su enjambre y por estos días no es nada raro encontrar un panel en una pared, un poste de luz, un árbol u otro extraño lugar.

Marcela Zambrano (40) es apicultura, docente, e integrante de un grupo de apicultores de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly que por estos días se dedica a rescatar enjambres para llevarlos a colmenas. 

Se trata de una labor gratuita y desinteresada que busca evitar que por desconocimiento las personas maten a las abejas o ataquen un enjambre. “Esto es parte del trabajo que hacemos con la producción apícola”, contó Marcela a ANDSUR. “Se trata de estar atentos a esta época del año, porque por el movimiento reproductivo que tiene la abeja tiende a enjambrar en distintos sitios de Comodoro”.

lcn-del abasolo2

Según explicó la apicultura, hace dos años el grupo comenzó a realizar esta labor,  trabajando en conjunto con Defensa Civil, donde los vecinos de la ciudad suelen informar cuando encuentran un enjambre.

La metodología es sencilla. Cada vez que les avisan de un panal, ellos se comunican entre sí, organizan quién se puede acercar y van hasta el lugar con el equipamiento adecuado para tratar de rescatarlo, un trabajo minucioso que requiere mucho cuidado y diferentes técnicas.

Una vez que todo sale bien, ellos trasladan el enjambre a un lugar adecuado donde se realiza un manejo responsable de este tipo de insectos.

DEL ABÁSOLO A RADA TILLY

El grupo de apicultores además de Marcela y Fabián está integrado por Fabián Díaz, Eduardo Carbini, Hugo Guzmán, Patricia Escobar, Luis Itxassa, Andrés Alvar, Gustavo Méndez, y José Lalik.

Según explicó Marcela en estos dos años han sacado enjambres en diferentes sectores de Comodoro y Rada Tilly. “Hemos intervenido en diferentes zonas: zona norte, zona sur, en los barrios Arenales, Pueyrredon, Abásolo y varios más. Cada vez se ha ido difundiendo más el trabajo nuestro y eso hace que se encuentre una nueva distribución de los enjambres en los distintos sectores de Comodoro, porque llega un determinado momento que la abeja necesita estabilizarse, hacer el panal, que la reina comience su ciclo de vida y todo lo demás, entonces por ahí hacen el enjambre en los techos, las paredes de las casas, si es madera con más razón, pero también en algún lugar de material. Allí es donde comienzan a hacer todo el panal con la miel, con el polen y se estabilizan”, indicó.

Marcela asegura que muchas veces las abejas suelen acercarse a zonas donde hay colmenas y que no discriminan el lugar. Por esa razón, muchas veces construyen su panal a metros de una casa o en el mismo patio de una familia. 

Fabián Verzill, uno de los últimos integrantes que se sumó al grupo cuenta que incluso en la calle encontraron uno. “Nos avisaron que había un enjambre en plena calle, en Rawson y Dorrego, en una pared. Ahora tenemos que ir a ver una palma de luz de cemento en Rada TIlly. Las abejas construyen en todos lados. No te quiero mentir pero ya se comunicaron de Rada Tilly, Los Tres Pinos, Diadema, Kilómetro 17, y otros lugares”.

Los apicultores aseguran que mucha gente le suele tener miedo a los enjambres, otros en cambio quieren eliminarlas por temor a que los piquen, mucho más cuando la persona es alérgica. “Al principio muchos se asustan”, dice Marcela. “Por eso la gente tiende a buscar la manera de eliminarlas. Algunos nos han contado que le echan veneno, las prenden fuego, pero nosotros les decimos que tienen que informar a Defensa Civil y no atacarlas. Nosotros vamos y las rescatamos”.

La docente admite que a pesar de la difusión y la cantidad de gente que pide ayuda para sacar un panal, aún hay muy poca información sobre el trabajo que realizan en forma gratuita. Por esa razón, piden que se corra la voz, ya que mucha gente desconoce que en Comodoro la apicultura es una actividad productiva.

Fuente; ADN Sur

Te puede interesar