Buscan preservar las abejas meliponas en espacios públicos

Institucional 26 de febrero de 2020 Por La colmena news.com
Puerto Rico y Capioví avanzan en diferentes acciones para preservar a las abejas nativas con el objetivo de que no se extingan y de que los espacios públicos sean una alternativa para que aniden. 
lcn-misiones
En el parque de la parroquia de Puerto Rico son 30 los nidos de abejas.

Puerto Rico y Capioví avanzan en diferentes acciones para preservar a las abejas nativas con el objetivo de que no se extingan y de que los espacios públicos sean una alternativa para que aniden. 

La iniciativa pertenece al Centro de Investigación y Desarrollo en Apicultura y Meliponicultura del Profesorado de Ciencias Agrarias y Medio Ambiente de Capioví, que propicia la instalación de meliponarios en los espacios públicos.

La provincia de Misiones es la primera del país en desarrollar una iniciativa de este tipo para proteger a las abejas sin aguijón, también llamadas meliponas porque son las que producen miel. 

Los primeros trabajos de sensibilización serán en las escuelas. Desde allí los alumnos conformarán grupos que harán visitas guiadas por los parques de cada una de sus ciudades para identificar las colmenas y valorar el rol que tienen estos insectos dentro del equilibrio natural del lugar. 

En este contexto, luego de declararse municipio protector de las abejas, Capioví habilitó un espacio especial en la plaza Los Pioneros destinado a un meliponario público “para sensibilizar a las personas acerca del cuidado de las abejas y el medio ambiente”, destacaron.

A su vez, en Puerto Rico se declaró al parque de la parroquia San Alberto Magno de interés provincial puesto que en ese lugar los nidos de las abejas nativas se forman en los árboles formando un meliponario con nidos naturales que serán señalizados para concientizar a la población sobre la importancia de estas abejas.  

En paralelo esta ciudad declaró de interés municipal la protección de las abejas en general y en otra declaración ratificó el interés del municipio específicamente sobre las abejas del parque parroquial.   

Al respecto, el técnico en apicultura y gestor de estas acciones a favor de las meliponas, Fernando Müller, sostuvo: “Todas estas declaraciones son de suma importancia porque acá tenemos colmenas naturales asentadas en los árboles del parque y también por la cantidad de especies que pudimos identificar en el lugar”. 
“Este será un espacio público y abierto y en poco tiempo colocaremos los carteles indicando donde están los nidos. Primero acá y más adelante en todos los que localicemos en la planta urbana de Puerto Rico para que la gente empiece a prestar atención y valore el importante trabajo que hacen estos pequeños insectos, ellos son un gran motor de todos los ecosistemas”, explicó Müller.  

Solamente en la parque parroquial se pudieron cuantificar 30 nidos de cuatro especies diferentes “lo que nos indica que es un buen lugar para ellas y que acá se sienten cómodas, pero debemos considerar también que este hecho indica que las abejas no encuentran espacio adecuado en sus ambientes naturales”.
Para resaltar la importancia de las abejas en el medio ambiente Müller explicó que si no estuvieran “las flores no se van a polinizar o van a perder calidad de polinización, proceso que se debe dar para que den frutos,  que más adelante serán también semillas. Sin ellas no habría regeneración de vegetales como piezas fundamentales en la purificación del aire y en la motorización del ciclo del agua”, detalló.
“Es un pequeño eslabón pero de mucha importancia en el ecosistema”, aseveró. 

Las meliponas pertenecen a la familia de las abejas pero no tienen aguijón, existen muchas especies nativas en el continente americano y esta especie está muy adaptada a la flora de Misiones. 

En el Código Alimentario
Recientemente la miel de yateí (abeja melipona) fue reincorporada al Código Alimentario Argentino y está previsto que se registren mieles de otras cuatro especies. La miel de las abejas nativas sin aguijón es usada como medicina y como alimento tanto por los pueblos originarios como por descendientes de inmigrantes.
Se esa manera se consolidará como un recurso genuino de las comunidades del norte del país, A su vez, desde la etnobiología,  investigadores del Conicet estudian sus usos e importancia cultural. 

Te puede interesar