MEXICO - La Profeco va detrás de las marcas que comercializan miel apócrifa

Internacionales 24 de abril de 2019 Por La colmena news.com
La Profeco advirtió que hay algunas marcas que dicen ser miel de abeja, pero son jarabe de maíz o contienen un alto porcentaje del mismo.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realizará próximamente un análisis sobre los productos de miel de abeja, debido a que son mercancías que han recibido múltiples quejas por parte de los consumidores.

Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Profeco, señaló que en este segmento existen diferentes marcas que dicen ser miel de abeja y en algunos casos son jarabe de maíz que se mezcla con azúcar o endulcorantes.

En ese sentido, detalló que se verificará la forma en que se etiquetan estos productos, “porque pueden vender miel de abeja revuelta con jarabe de maíz o puro jarabe de maíz, pero que el consumidor no se confunda, que sea claro para el consumidor lo que está comprando”.

Miel Falsa 
Para identificar si la miel es falsa o auténtica, se debe verificar la cantidad de fructuosa, glucosa y sacarosa que contienen las mieles, ya que estos azúcares típicos de la miel de abeja son los que le dan sus características.

Un elevado contenido de sacarosa puede ser un indicio de miel falsa o adulterada. No obstante, el tipo de adulteración más común en este producto es por medio de jarabes químicamente similares a la miel.

En este proceso no hay aumento de glucosa o sacarosa, por lo que es más difícil detectar si el producto es falso o no. La miel puede tener diferentes presentaciones, puede ser líquida o más viscosa, de color ámbar o casi blanca, por lo que pocas veces el consumidor puede distinguir la miel falsa de la auténtica.

Jarabe de miel
Antes de comprar miel debes leer muy bien la etiqueta ya que hay marcas de jarabes que ponen las palabras “Jarabe de” en letras muy pequeñas para que creas que se trata de mil auténtica de abeja.

No obstante, se trata de un producto que no tiene las características necesarias para poder llamarse miel.  Normalmente, estos jarabes presentan porcentajes muy altos de azúcares diferentes a los de la miel auténtica.

Otros estudios realizados en la Universidad de Texas revelan que más del 70% de las miles comercializadas son adulteradas y ultra refinadas para eliminar impurezas y el polen. Con ello, también se eliminan vitaminas, aminoácidos, minerales y propiedades antibacterianas.

De hecho, se sospecha que algunas mieles ultra refinadas contienen antibióticos ilegales y están contaminados con metales pesados que pueden tener graves afectaciones para la salud.

La recomendación es consumir la miel que provienen de mercados agricultores, en tiendas naturistas o en caso de comprarlas en supermercados, leer muy bien la etiqueta.

Los resultados con las marcas de miel falsa se darán a conocer en el mes de junio.

Te puede interesar